Francisco Luque, heredero de una tradición artesanal mantiene vivo el viejo oficio de la tonelería. Tantos años en el oficio sólo se entiende desde la dedicación y pasión a su trabajo, el cual se transmite y comparte con el equipo humano que compone la empresa. 

En el afán por mejorar la calidad y el acabado de nuestros productos se han ido introduciendo máquinas que ayudan a realizar las labores más pesadas, conjugando la parte manual y la mecanizada y conservándose las mismas técnicas de fabricación con la notable mejora en la mencionada calidad de acabado.

Ubicada en el centro greográfico del marco de la denominación de origen Montilla-Moriles, nos dedicamos a la reparación y fabricación de barriles de todos los tamaños, principalmente pequeños (2, 4, 8, 16, 32 y 64 litros) en medidas estándar. Este tipo de barril es ideal para los amantes del vino que quieren tener un barril en casa, conocedores de las virtudes que la madera de roble aporta al vino y diversos licores, además de tener un gran acabado, lo cual lo convierte en un objeto más de decoración para el hogar.

También fabricamos barriles industriales de 128 y 225 litros para crianza de vinos y licores, fabricados con sumo esmero por experimentados toneleros conocedores de todo el ciclo de fabricación desde el ensamblaje hasta el acabado final. Reparamos artesanalmente todo tipo de barriles, decoramos bodegas, bares... partiendo de la base de toneles como mesas, taburetes, maceteros, coperos, botelleros, etc. y encargos hechos a medida por nuestros clientes.